Viaje al centro de tu mente

¿Quién eres?  ¿Eres quien eres por las personas que te quieren? ¿Tú eres tú por la educación que has recibido? ¿Por tus hobbies? ¿Empleo, nivel económico, peso, tus tatuajes, tu religión?

¿Que nos quieren decir en realidad cuando nos invitan a ser nosotros mismos?

“Sé tú mismo y ya está”.

¿Es que acaso soy otra persona distinta cuando tengo miedo, cuando sufro, cuando oculto mis defectos, cuando trato de ser más gracioso, simpático o afable? ¿No son esas variaciones las que precisamente me hacen ser quien soy?

Viaje al centro de tu mente. Donde estáis solos los dos, donde el ruido se apaga y el silencio te dice lo que nadie quiere escuchar, y tú tampoco, pero ahí está, alto y claro, la persona que eres y luego esa, la que quieres ser.

Y sigues dándole vueltas, como si en una de esas fueras a advertir algún detalle que has obviado.

Qué absurdo es girar sobre uno mismo, sobre todo cuando se trata más bien de los demás.

No tienen razón cuando dicen que eres falso, como si fueras de mentira, como si acaso fuera posible. Que has cambiado, o que has sobreactuado, o que estás callado, como ocultando algo. “Sé tú mismo”. Otra vez.

¿Quién eres?

Eres quien eres por lo que dices, por lo que haces, por lo que dices que harás y no haces.

No eres quien eres por quien te quiere, ni por tus gustos o aficiones. Tu ser no consiste en la acumulación de tus logros, tu empleo, salud, estatus social, no. No eres quien eres por el trabajo que no encuentras, ni por las mentiras que has contado o las personas a las que has dañado.

Eres quien eres por lo que quieres conseguir y nunca alcanzarás. Eres quien eres por los agujeros de cada trozo de tu ser. Por la razón de tus acciones, por el porqué de tus mentiras y la explicación de cada uno de tus males. Por tu angustia y tus ganas de seguir intentándolo. Por intentar ser quien eres. Por intentar saber quién eres. Eres quien eres por lo que amas, pero sobre todo por tu manera de amar.

Y ese, quien eres, tarde o temprano te encuentra. Y aún así, y después de todo, te lo vuelve a preguntar.

¿Quién eres?

 

Sofía Brotóns

 

 

 

 

Anuncios

2 respuestas a “Viaje al centro de tu mente

  1. Bienvenida Sonia, has empezado tu carrera literaria con el pie derecho, pero ahora te falta el izquierdo, porque a la pata coja se camina muy mal, y ese pie solo se mueve la experiencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s